Alyssa Carson, la adolescente que se prepara para vivir en Marte en 2033

Sorprendente 302 Visitas

Alyssa Carson, la adolescente que se prepara para vivir en Marte en 2033

Entra en Suscríbete a nuestro canal de youtube: Síguenos en Facebook: Síguenos en Twitter:
No hay documentos científicos que reflejen cómo se sintió el padre de Cristobal Colón cuando su hijo embarcó rumbo a las Indias Occidentales. Tampoco de las emociones que despertó en sus padres la decisión de Marco Polo de cruzar toda Asia para llegar a China. Suponemos, que en los siglos XIV y XV, cuando ambos exploradores partieron a tan peligrosos viajes, la protección parental con respecto a los hijos sería bien distinta a la que está acostumbrado cualquier muchacho o muchacha de clase media en la actualidad. Pero de haber existido esos documentos, el padre de Alyssa Carson sería el más apropiado para entender esa mezcla de temor, pérdida y orgullo que llena el corazón de una madre o un padre cuando comprueban que sus hijos vuelan demasiado lejos del nido. Más lejos incluso de lo que nunca nadie haya hecho antes. Alyssa, que vive en Luisiana y todavía no ha terminado el instituto, no está pensando en irse a estudiar a Europa ni hacerse voluntaria para ayudar en algún país africano. Su sueño es mucho mayor. Quiere recorrer las decenas de millones de kilómetros que separan Marte y la Tierra. Y quiere ser la primera en hacerlo, aunque no pueda regresar jamás para contar el viaje a los suyos de primera mano.

La suya es una vieja obsesión (todo lo viejo que puede resultar algo en una adolescente de 15 años de edad), puesto que tiene claro que será astronauta desde los tres años, cuando vio en televisión que sus personajes preferidos de animación volaban a Marte. Desde entonces, todas sus energías han estado puestas en convertirse en el primer ser humano que pise el Planeta Rojo. Su padre, Brett Carson, ha asumido que ella se irá algún día, probablemente hacia el año 2030, y se afana en disfrutar del tiempo que les queda: “Haré todo lo que esté en mi mano. Dejaré todo lo demás, lo haré todo con y por ella, para poder pasar tiempo juntos antes de que se marche”, asegura con una mezcla de orgullo y resignación. En los últimos años ha cumplido su palabra, permitiendo que Alysson participe en los campamentos formativos de la NASA, donde ha recibido felicitaciones por parte de los instructores. Tiene, además, conocimientos de robótica y habla con fluidez español, francés, chino e inglés, su lengua natal.

Alyssa es consciente de que la suya es una historia extraordinaria -”mis amigas piensan que estoy un poco loca”, bromea- pero está absolutamente convencida de que conseguirá su meta. De momento se ha convertido en una pequeña celebridad por su perseverancia, apareciendo en multitud de medios de comunicación y participando como ponente en numerosos eventos. Si Elon Musk no se adelanta, Alyssa tendrá que esperar algunos años para ser la primera en pisar Marte -la NASA planea enviar su primer vuelo tripulado al planeta sobre el 2030-. En su caso, como suele ocurrir con los pioneros, la imaginación viaja más deprisa que la tecnología.

Texto: José L. Álvarez Cedena

#VodafoneOne

Compartir

Comentarios